Etiquetado frontal: Reto u oportunidad para las marcas?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

De acuerdo a la consultora Kantar, la implementación del nuevo etiquetado tendrá un impacto mayor en la industria de alimentos y bebidas. Este estudio remarcó que, “el reto de la industria va a estar más asociado a esto, más que por el coronavirus Covid- 19, lo que realmente va a mover a la industria es esta reforma. Esto sí va a ser un desafío para toda la industria”.

Sin en algo coinciden las empresas y este análisis de Kantar es que este es el peor momento para implementar una nueva reglamentación, el principal motivo son los daños que dejó el paso de la pandemia. Algunos especialistas estiman que el PIB del país se contraerá en un 10 por ciento.

Otro dato que nos puede ayudar a entender, los efectos secundarios de este nuevo etiquetado y las dificultades económicas, es el publicado por la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), que alertó sobre el riesgo del cierre del 20 por ciento de las tiendas de abarrotes en el país.

¿Es un reto para las empresas?

De acuerdo a Kantar México las empresas deben iniciar un proceso de reeducación para sus consumidores. De acuerdo a la empresa analista una de las consecuencias de la falta de educar al consumidor son este tipo de medidas como el nuevo etiquetado. Es por eso que se debe cambiar el juego y las nuevas reglas. “ahí entrará la educación y cómo las marcas dediquen esfuerzos a recolectarse con su consumidor y explicarle por qué es bueno y por qué no es tan malo y en qué cantidades”, menciona Kantar.

Según especialistas de esta misma empresa, como Fernando Álvarez Kuri, vicepresidente de Kantar México, espera que esta medida tenga un impacto negativo cercano al 3 por ciento, directamente en las ventas de la industria.

Es un hecho que las empresas que seguirán en el mercado, bajo las condiciones de este nuevo etiquetado deberán tomar algunas medidas para continuar posicionados, entre las marcas favoritas de los consumidores. Este es el momento para los planes de contingencia de las empresas estén en pie y se reconsidere los ingredientes de cada producto.

¿Es dañino el consumo de estos productos?

Sobre esta problemática Yaiza Bejos, especialista y académica de La Salle y nutrióloga, el consumo excesivo de comida chatarra y alimentos procesados pueden llegar a favorecer el desarrollo de enfermedades crónicas:  “Anteriormente dichas enfermedades eran para los adultos mayores de 40 años, hoy en día tristemente tenemos niños con obesidad, problemas de corazón, prediabetes…

Además la especialista aseguró que en el país impera un ambiente que fomenta el sobrepeso, “actualmente vivimos en un ambiente obesogénico, cuando el ambiente construido y alimentario repercute en patrones que conducen a la acumulación de grasa corporal”.

En 2019 la Secretaría de Hacienda y Crédito Público declaró que la comida considerada de alta densidad calórica, dejó una recaudación de 21,827 millones pesos. El Instituto Nacional de Salud Pública también informó que México es una potencia en comida de este tipo.

Sylvia Sclavo Melo, nutrióloga y académica, “me encantaría pensar que con este etiquetado todos serán capaces de realizar mejores elecciones de alimentación en su día a día, eliminar o disminuir la frecuencia de consumo”.

¿Cuál será el futurodel mercado?

Sin embargo, ante este tipo de regulaciones la pregunta sigue siendo, ¿cuál será el futuro del mercado ante esta nueva coyuntura?

Al respecto Odai Kato, nutrióloga funcional, dijo que “El nuevo etiquetado hace un llamado a las grandes industrias a que mejoren sus productos y no engañen a la población, y es una oportunidad para estas empresas a reformular sus productos y ofrecer mejor calidad”.

Es un hecho que este nuevo etiquetado cambiará la actividad del mercado, los hábitos y el ejercicio del consumo. Sin embargo tal parece que solo existen dos escenarios posibles, el primero como el que describe Sylvia Sclavo, “yo lo veo como una gran invitación a las empresas para reforzarse en poner a la mano del consumidor productos que logren cumplir con muchos mas estándares de calidad, para dejar de aportar su granito de arena para el desarrollo de enfermedad cronicodegenerativas en la población mexicana”.

Para Yaiza Bejos, el etiqueta no será un solución, para controlar el consumo, para ella lo indispensable es se responsables de nuestra alimentación, su nivel de frecuencia.

Un segundo panorama podría suceder de manera inversa, uno donde en realidad las ventas se mantengan al mismo nivel o incluso se incrementen, ya sea por una mejor oferta de las marcas, o por propia decisión de los consumidores.

Lo que es una realidad, es que en los próximos meses este mercado experimentará cambios relevantes, modificaciones que pueden venir de las propias marcas o de los consumidores. BTL

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados